Hormona Antimülleriana: ¿qué es? ¿podemos mejorarla?

con No hay comentarios

La hormona antimülleriana (AMH) es desde hace unos años el marcador principal de nuestra reserva ovárica pero ¿qué es exactamente? Y la pregunta qué más nos preocupa a todas ¿podemos hacer algo para mejorarla?

La hormona antimülleriana es una proteína que segregan los folículos, por lo que es considerada un buen indicador de la reserva ovárica. Este concepto engloba no solo la cantidad de ovocitos sino también su calidad, ya que según se cree sólo los folículos de calidad son capaces de producir AMH. Pero es muy importante tener muy en cuenta que no es el único valor ni el definitivo para evaluar nuestra reserva ovárica ya que debería complementarse con otros resultados como el de las hormonas FSH, LH y E2 y sobre todo el recuento de folículos antrales.

En la tabla que encontrarás a continación puedes comprobar qué indica el valor de tu antimülleriana:

 

(Fuente: reproduccionasistida.org)

 

¿Y cómo evoluciona la hormona antimülleriana?

Como la reserva ovárica va decayendo con los años el valor de la antimülleriana va variando en proporción a la disminución del número de folículos. Y con su consecuente pérdida de calidad. Por lo tanto, cuanto menor sea nuestra reserva, menor será también el valor de la antimülleriana.

¿Y esto qué quiere decir exactamente? ¿Puede variar mucho de un mes para otro o en pocos meses? ¿Es imposible mejorarla?

 

Estas son las principales dudas que nos asaltan cuando el resultado no es el óptimo para conseguir nuestro deseadísimo positivo. A veces la AMH es tan baja que incluso los especialistas nos aconsejan no intentar ningún tratamiento de Reproducción Asistida con nuestros propios óvulos y pasar directamente a la Ovodonación. Recurrir o no a esta maravillosa opción es sin duda una decisión personal. Ni mejor ni peor que otras y que debemos decidir con el consenso de nuestra pareja (si la tenemos) y sobre todo bien informadas sobre las posibilidades de éxito, aunque sean muy escasas, de conseguirlo con nuestros folículos. El límite siempre deberíais ponerlo vosotras, sin sentiros presionadas por nadie para escoger una alternativa u otra.

Como siempre os digo “esto no son matemáticas”.

Hay chicas con una antimülleriana perfecta pero que responden mucho peor de lo esperado a la estimulación ovárica. Y otras que todo lo contrario; los resultados son muchísimo mejores a los previstos con su baja AMH. Comprobar el número de folículo antrales es casi igual o más importante que el valor de una hormona aislada. Y aún así tampoco es definitivo (siempre que como mínimo tengáis 3 folis antrales y que podáis controlarlos en diferentes ciclos). Tengáis los valores que tengáis es imposible prever cuál será vuestra respuesta a la estimulación. Incluso esta respuesta puede variar muchísimo según el protocolo y la medicación. También para chicas con baja reserva o baja respondedoras.

Pero ¿la hormona antimülleriana solo puede decaer?. ¿Es imposible mejorarla?. Mi respuesta es que no, ni muchísimo menos.

Muchas chicas comprueban que “milagrosamente” su AMH es superior a la obtenida unos meses antes. Sin haber hecho en principio nada especial o diferente. ¿Cómo puede pasar esto? Por algo tan sencillo y complicado a la vez y que no paro (ni pararé) de repetiros. Nuestras hormonas son muy “sensibles” y siempre que la causa de nuestra baja reserva no sea genética, reaccionan ante cualquier estímulo, ya sea negativo como positivo. Si os analizasteis la AMH en una época de estrés, de dormir poco, de estar siguiendo una dieta para perder peso o poco nutritiva, de ejercicio físico intenso, de una importante inestabilidad emocional, etc. no dudéis ni un segundo que todo esto habrá contribuido en mayor o menor medida a vuestra salud general y reproductiva. Por este motivo a veces, pasado este período, o por lo menos su fase más aguda, podemos conseguir un resultado sensiblemente mejor al anterior.

Esta es la clave para todas las que deseéis mejorar vuestros resultados hormonales de la manera más natural posible.

Debéis cuidaros más que nunca. Y sí, muchas decís que “ya os cuidáis” pero ¿crees realmente que es así? ¿cuidas tu salud hormonal y por tanto la salud de tus óvulos o te cuidas principalmente para “verte bien”?.

Deja un comentario