Cómo saber si ovulamos: los cambios de nuestro cérvix

con No hay comentarios

Otra manera de saber cuando ovulamos es aprender a reconocer los cambios de nuestro cérvix

Pero quizás lo primero que te preguntes es qué es el cérvix exactamente. Pues según podemos leer en San Google, es “la parte inferior del útero, situada en el fondo de la vagina, flexible, delgada y de unos tres centímetros de longitud”. También conocido como “cuello uterino“.

Para reconocer nuestro cérvix es muy importante lavarnos cuidadosamente las manos y tener las uñas bien recortadas para no causarnos ninguna heridita. Debemos buscar una posición en la que estemos cómodas, normalmente sentadas en el inodoro, e introducir en la vagina el dedo más largo hasta tocar la entra del cérvix. Notarás que tiene forma como de “Donetes”, con un pequeño orificio en el medio. Según el momento del ciclo menstrual en el que te encuentres notarás cambios tanto en su posición (alto o bajo) como en su textura (suave o firme).

tocar-cervix-infertilymadre

En los días no fértiles, para impedir el paso de los espermatozoides, el cérvix está cerrado por un tapón mucoso y ácido. Además se encuentra bastante bajo, solo a unos 8 cm de la entrada de nuestra vagina. Notarás también que está firme, duro, recordándote a la punta de la nariz.

Pero en nuestros días fértiles, el cérvix se abre para permitir el paso de los espermatozoides. Produciendo también un moco más acuoso y menos ácido que permite su superviviencia. Lo notarás más alto, por lo que tendrás que introducir bastante el dedo hasta tocarlo,  y más blando, como si fuesen unos labios.

cervix-infertilymadre

Durante la ovulación comprobarás que tu cérvix está muy húmedo o mojado, aunque habitualmente tengas dificultades para reconocer tu moco cervical. Es por esto que este método es muy útil para las mujeres que tienen poco flujo y a las que les cuesta más notar como va cambiando durante las diferentes fases del ciclo.

Yo personalmente no usé mucho este método, ya que siempre he reconocido muy fácilmente mis días más fértiles. Aun así lo comprobaba de tanto en tanto para aprender a reconocer como se iba modificando.

¿Conocías ya este método? ¿Te parece práctico? Anímate a dejarme tus comentarios :)…

Deja un comentario